Carta de un Internacionalista

WhatsApp-Image-20160528

Por: Arnaldo Urzola.

Queridos amigos internacionalistas, los que están en proceso de serlo, los que se interesan por saber qué es esta profesión y para todos aquellos los que recibimos los ilustres comentarios del común de las personas que dicen que quienes se interesan por zambullirse en este recorrido no les apasiona otra cosa más que viajar y conocer el mundo… ser unos turistas profesionales, todo porque “me gusta conocer otras culturas y hablar inglés”, como diría el clásico neófito inexperto sentado en un salón de primer semestre cuando se le pregunta por qué decidió estudiar Relaciones Internacionales.

A todos aquellos seres que nos definen de tal forma, permítanme decirles que tienen toda la razón, nos encanta viajar, ¿a quién no? pero no por ello estudiamos Relaciones Internacionales. Nos encanta conocer el mundo, sin embargo, divergimos en nuestro concepto de conocer el mundo. Los que deseamos ser internacionalistas (no “relacionistas” por amor al cielo), queremos escudriñar el planeta en todas sus dimensiones, queremos saber por qué las cosas son como son, el porqué de la pobreza, el porqué de los países, el porqué de las guerras. Investigamos los intereses de cada uno de los actores políticos y económicos que existen en el mundo; buscamos enterarnos de todo y percatarnos de lo que otros no logran percatarse. No pretendemos quedarnos con el conocimiento a secas sino utilizarlo para dar solución a los problemas que enfrentan todas las naciones, nuestro país, nuestra comunidad o el sitio donde laboramos. Nuestro laboratorio se llama Sistema Internacional y es quizás el más complicado e impredecible de todos.

Luego de este lacónico prefacio, facilitenme un poco más de seriedad y hablemos sobre qué son las Relaciones Internacionales como disciplina. Muchos definen esta disciplina desde un punto de partida meramente etimológico: “Relaciones Internacionales son las relaciones entre las naciones, ¿no?”.

Sí y no, el estudio de las Relaciones Internacionales empieza a tener sus primeras manifestaciones desde el momento en que se concibieron las entidades nacionales y comenzaron a relacionarse con otras. Dichas relaciones se consolidaron una vez se pudo hablar de Estados modernos, en todo ese tiempo las Relaciones Internacionales se hicieron evidentes y los estudiosos de estas interacciones entre países ahondaban en formular teorías a partir de lo que observaban. Partiendo desde este hecho histórico, el aludido auditorio que precisa nuestra disciplina etimológicamente, y si me lo permiten un poco simplista, tiene algo de razón.

Pero entonces, ¿Qué sucede con los otros actores que existen en el mundo? No todos son países y presidentes haciéndose amigos, celebrando jornadas diplomáticas o amenazándose con guerras constantemente. Es claro que hoy existen grupos terroristas, empresas multinacionales, organizaciones activistas y no gubernamentales, también existe una población civil que cada vez tiene más mecanismos de participación en el escenario internacional y artilugios para que sus voces sean escuchadas y ejerzan un peso vital y solemne en el curso de la contemporaneidad. Son los internacionalistas quienes estudian todos estos actores y fenómenos como la globalización, las recesiones económicas y disertaciones en materia de medio ambiente. Por eso, no es cabal limitar el estudio de las Relaciones Internacionales a la mera interacción entre naciones.

Pero supongo que viniste a este lugar en busca de reafirmar tu decisión de estudiar Relaciones Internacionales o simplemente eres alguien más que desea saber ¿estas personas que hacen o en que trabajan?

Los internacionalistas no buscan solo “conocer otras culturas y aprender nuevos idiomas”, a pesar de que esto es una peculiaridad inconfundible en ellos. Para frustración de nuestro amado neófito, quienes desean estudiar Relaciones Internacionales se encontrarán con una deslumbrante y atractiva profesión, muy integral y copiosa de perfiles ocupacionales que van desde la teoría política contemporánea, la comunicación y la geopolítica hasta distintas ramas importantes del Derecho como el Derecho Internacional, Marítimo, Derechos Humanos, Derecho Internacional Humanitario o el estudio y la ocupación en comercio exterior, finanzas internacionales y política económica internacional. En resolución, los internacionalistas no son solo personas que saben idiomas y suelen laborar en el exterior, son también analistas, consultores, negociadores, diplomáticos, asesores, investigadores, elaboradores de proyectos y coordinadores que se desenvuelven no sólo en el sector público y político sino además el privado y educativo, añadiendo además la labor que pueden realizar en organismos internacionales como las Naciones Unidas, la Organización de los Estados Americanos, la Cruz Roja Internacional y muchas otras.

Es una carrera relativamente joven que ha venido dándose lugar como disciplina independiente y a la vez relacionándose directamente con otras como la Ciencia Política, la Economía y el Derecho. Precisamente debido a su juventud en muchas ocasiones se desconoce su importancia e incluso su propósito, y es esto lo que me ha motivado a escribirles, como un esfuerzo por dar a conocer la trascendencia de esta profesión a lo largo de todo el siglo XX y su importancia para la solución de las problemáticas que aquejan diariamente al mundo.

Espero esto te haya ayudado a ti, que piensas en estudiar Relaciones Internacionales y también a ti, que desconocías completamente qué hacemos con nuestras vidas. Y una vez más, por el bien de muchos de nuestros estudiosos, no se dice “Relacionista”.  

22 pensamientos en “Carta de un Internacionalista

    • En las Ciencias Políticas se estudia precisamente eso: política.
      En Relaciones Internacionales, si bien se estudia el comportamiento político, no se trata sólo de eso. Temas económicos, jurídicos, comerciales, medio ambientales, etc., son los que se toman también. Te sugiero que leas bien de que se trata antes de generalizar de esta manera, ya que es una discplina bastante amplia.
      Saludos.

      Me gusta

  1. “También existe una población civil que cada vez tiene más mecanismos de participación en el escenario internacional y artilugios para que sus voces sean escuchadas y ejerzan un peso vital y solemne en el curso de la contemporaneidad.”

    Menos arte y más materia mejoraría el texto.

    Me gusta

    • Muchas gracias por su comentario. La idea del texto era hacerlo breve, sencillo y agradable de leer. Sobretodo pensando en los jóvenes iniciándose en la carrera o aquellos que consideran empezar a estudiarla pero se encuentran con comentarios fuera de lugar que los disentivan a seguir adelante. No era mi propósito mencionar a detalle los organismos y actores solo hacer mención de dicha sociedad civil. En todo caso, lo tendré en cuenta para futuros textos con esos propósitos! Muchísimas gracias 🙂

      Me gusta

  2. Pingback: Relaciones Internacionales: Carta de un Internacionalista – The Candid

  3. Yo no defini nada. Internacionalista no existe. Existen estudios internacionales pero no internacionalista. Quienes estudian las relaciones de poder, en cualquiera de sus dimensiones, Son politologos. Y es ciencia politica, sin s. No hay mas de una ciencia politica. Existen ramas pero es solo una.

    Me gusta

    • Lamento no haber leído tu comentario anteriormente, gracias por tu interés. Las Relaciones Internacionales se han consolidado como una disciplina independiente pero no por eso ajena a la Ciencia Política y ya hoy en día existen universidades reconocidas y acreditadas que otorgan el título de “Internacionalista” a sus egresados de Relaciones Internacionales. Vale aclarar, y en eso estamos de acuerdo que los politólogos como bien expones estudian las relaciones de poder y entre ellas se encuentran dichas relaciones en el escenario internacional y que de hecho las Relaciones Internacionales tuvieron su nacimiento a partir de la Ciencia Política. Sin embargo, lo cierto es que el término “Internacionalista” y las RRII como disciplina y carrera universitaria no han sido cosas que yo me he inventado. Muchas universidades gradualmente han ido acogiendo y han sido certificados por los ministerios de educación de los respectivos países. Saludos.

      Me gusta

  4. Pingback: Carta de un Internacionalista – Politicamente Incorrecto

  5. Pingback: Carta de un Internacionalista — Juventud Crítica – Título del sitio

  6. A testosterona é uma das questões junto com procurados por certos
    homens que estão nisso devassa com prolongamento muscular na ateneu, que acabam por nomear
    por desiguais métodos com juntar os padrões lástima hormônio no vida,
    era única delas a partir da suplementação, uma coisa vez que a sua curteza
    prejudica alcançado do que massa muscular no entanto impressiona a condição em conformidade com a prática desde
    treinos físicos, confins dentre expor outrem malefícios com destino a vitalidade
    masculina. http://ads.makhan.net/user/profile/23410

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s