¿Y el sur colombiano qué?: Una región al sur del país

Por: Jhonatan Ríos Murillo*

hhh

En la Colombia segmentada por los medios de comunicación y el olvido estatal, existe una región dibujada por múltiples realidades mágicas que se desarrolla en la marginalidad. Una región de contrastes, de luchas y problemáticas que no son ajenas a la realidad del país. Una región arrinconada por las brechas sociales, geográficas y sobre todo por los imaginarios colectivos que los medios masivos de comunicación venden del país. Como si solamente hablar de algunas regiones, como la costa Caribe, el Pacifico, Antioquia y Bogotá, conformaran a Colombia. ¿Y el resto de país dónde queda? ¿Acaso es menos importante? ¿Es menos digno de atención nacional o no cumplen con los estándares básicos de amarillismo que manejan los medios?

Por eso, allí la necesidad de recrear una visión de región sur para todos los colombianos. Cuna de las reservas más biodiversas del territorio nacional, hogar del Macizo Colombiano que da vida al nacimiento del Río Magdalena, al Río Cauca, etc., y que diariamente se ve amenazado por los derrames de petróleo, la deforestación y la construcción de represas indiscriminada.

Hablar del sur de Colombia implica el reconocimiento de una región, de una construcción sociocultural dinámica y un  discurso de empoderamiento que se desarrolla en todos los ámbitos que intervienen sobre las distintas realidades que coexisten en el territorio. Expresiones como las ferias empresariales, artesanales, equinas, cafeteras, ruedas de negocios, ExpoSur, festivales de música, danza, arte, y hasta Reinado  Surcolombiano  de integración, dan muestra del resultado significativo del constante rescate regional y el desarrollo de políticas integrales que transcienden.

Por ende, es necesario redescubrir esta región  rica en importantes valores históricos y culturales, legados de las culturas precolombinas que se asentaron en el territorio y  que hoy en día aún  perduran en el tiempo. Por otro lado, el Parque Arqueológico de San Agustín, el desierto de la Tatacoa, la importante estatuaria de San José de Isnos, la cercanía a la cultura de Tierradentro, los restos petroglifos y los notables avances culturales y “científicos” que quedaron plasmados sobre el suelo y la roca de la región han dado protagonismo en el escenario nacional e internacional a la región surcolombiana; además de la gran  diversidad de pueblos indígenas  en los departamentos del Putumayo y Caquetá; junto a ello las imponentes reservas naturales como el Parque Nevado del Huila, la riqueza hídrica el Macizo Colombiano, el Parque Natural Alto Fragua Indi Wasi, la serranía de Chiribiquete, la sierra de la Macarena, entre otras. Esta biodiversidad constituye una de las regiones más hermosas e importantes de Colombia, galante de majestuosidad y necesidad de protección.

wdadas

Parque Arqueológico de San Agustín – Huila

Pocos conocerán  que la región Sur Colombiana está constituida entre otros (Cauca-Tolima-Nariño) por los departamentos del Huila, Caquetá y Putumayo, quienes a través de los años realizan grandes esfuerzos de  recuperación y proyección de la identidad cultural de la región, lo que  ha permitido que se genere  una importante alternativa de convivencia integral y de encuentro para la comunidad donde el arte, la cultura, las iniciativas empresarias y académicas contribuyen al reconocimiento buscado de región dinámica, en desarrollo y con proyección global, que diariamente construye su  identidad y arraigo cultural sobre una región marcada por el conflicto armado, el desplazamiento forzado, el narcotráfico, el paso de droga, petróleo, activos ilícitos, y  fenómenos sociales que han dejado huellas de dolor y miedo en la mayoría de sus habitantes. Por eso la importancia de ser una región visible, que tenga  proyección de su identidad como territorio para el resto de Colombia.

Contando con valiosas manifestaciones que se han desarrollado de maneras multifacéticas, pero que a su vez no tienen un espacio de reconocimiento social para compartir constructivamente sus fortalezas, esperanzas e ilusiones en las  nuevas posibilidades de desarrollo que brinda el país, estas expresiones a través del tiempo han dejado legados de esperanza, de alegría y de consuelo; forjando escenarios de convivencia donde se difunden experiencias nobles que sensibilizan y armonizan los procesos sociales de la comunidad del sur de país, que también sufre de marginación y estigmatización. Por eso la insistente finalidad de recuperación y reactivación de la dinámica autónoma de región, que además del intercambio cultural, fortalece el intercambio comercial que genera un valor agregado a los municipios de la región sur que están catalogados como receptores de desarrollo turístico en sus diferentes manifestaciones: turismo arqueológico, religioso, ecológico, cultural, gastronómico, etc. Hoy con las nuevas políticas de desarrollo cultural, y las gestiones de sus líderes políticos,  nuestra región sur colombiana alimenta procesos que contribuyen al fortalecimiento de la identidad regional, como una forma de existir, persistir y avanzar en un mundo globalizado y en constante evolución.

 

* Licenciado en Educación básica, Esp Gestión de Laboratorios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s