El rol de las mujeres en el plebiscito en Colombia

Por: Lalen Palacios

lalen

Las Mujeres en la historia de América han sido fundamentales en la construcción de la patria, pero han sido invisibles en la consolidación de las sociedadades americanas. Esto es resultado de una histórica subordinación ligada a  la obediencia a todos y cada unos de los mandamientos de la Iglesia y otras instituciones determinantes en la sumisión y adormecimiento de la mujer en las esferas sociales de este continente.

Colombia, como otros países de América Latina no ha sido la excepción. No habría que hacer una radiografía detallada para darse cuenta de la histórica poca importancia que se la ha dado a la mujer en este país, y no hablemos de la sociedad aún, hablemos de las diferentes acciones de las mujeres que han contribuido a la consolidación de nuestro país: fue la mujer quien estuvo ahí cuando el soldado fue a la Guerra de Independencia cuidando a los hijos, cociendo los uniformes y lista para la huida si así fuese necesario; algo sencillo, algo que no puede verse por el país que nos regalaron, donde las pequeñas acciones no transforman nada, allí entra la mujer a ocupar un espacio. Por otro lado, la sociedad ha estado siempre negándole un voto de opinión , negándole el derecho de hacer parte de los espacios transformadores de esta sociedad, señalándoles en su día a día unos deberes que no son propios pero que la Iglesia los estipuló: madre, esposa, hija, hermana, tía pero nunca política, activista y con poder, poder de transformar su entorno, de decidir el devenir de su propia existencia.

Esto no quedó atrás, esto no es cosa del pasado, todo ha cambiado, claro es. ¿Pero ha cambiando de qué forma? ¿Cómo están las Mujeres en los escenarios más próximos de la realidad Colombiana?, miremos un escenario de derechos y realidades: el plebiscito en Colombia del 2 de octubre del 2016.

Hacerle una lectura de géneros es igual de dañino que pensar que el ‘No’ no debió ganar, en un país cargado de homicidios, desaparecidos y mentiras hechas verdad. Estamos en una sociedad de pesares, de temores, de miedos y sobre todo de necesidades.

No imagino una mujer que dependa de un hombre económicamente y que este viva de las dinámicas de la guerra, no imagino la mujer de un trabajador obrero si el dueño de la obra es guerrerista, no imagino una mujer que dejó de ir a la escuela por cuidar de sus 5 hijos y no imagino la mujer que justo el domingo debía aprovechar su día de descanso y no ir a las urnas.

Ese ese el panorama de la guerra y las oportunidades de La Paz en Colombia.

Ahora pensar  que el género tenia relevancia en las elecciones si reconocemos la realidad de la mujer en el contexto Colombiano es pensar que las mismas juventudes al igual que la mujer cumplen un papel fundamental en la construcción de paz: ser esa base y soporte que invite a que cada iniciativa y proceso se mantenga, evoluciones y sobre todo brinde lo que la sociedad colombiana necesita: paz. La formación en construcción de paz es el talante que equilibrará las iniciativas de reconstrucción, educación, transformación de entornos. Esto es una responsabilidad de todos y, en especial, de las Mujeres y los jóvenes que hacen parte de esta nueva generación, la generación de la paz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s