Buenaventura: una joya olvidada

Por: Ángela Maria Bogota Jimenez*

Resultado de imagen para buenaventura paro

Había que esperar tal revolución social en buenaventura, para que el gobierno Nacional se sentara a resolver los problemas y necesidades más  apremiantes de la población que por años ha padecido el abandono estatal.

Convirtiéndola en una ficha más del ajetreo político, escenario de dominio y disputa de bandas criminales y nuevos grupos armados ilegales, creando a paso firme: muerte y olvido; situación que se agudiza aún más, si se compara con respecto al puerto.

Las negociaciones instadas por los voceros del paro al Gobierno Nacional son el reflejo del cáncer que carcome al territorio, las causas de su deterioro se resumen en pobreza, hambre,  falta de educación y  de oportunidades; sinónimos de la gran deuda histórica del país con la región Pacifica.

Teniendo en cuenta que es la principal vía de transito de más 50% en exportaciones e importaciones de nuestro país, el paro cívico es la muestra más imperante de necesidad de cambio.

La carta está jugada y puesta sobre la mesa por los líderes del paro: declarar a Buenaventura “La emergencia económica, social y ecológica” como única opción de garantía para poder canalizar los recursos y de los proyectos logren salir adelante.

Según el Viceministro del interior, Guillermo Rivera, el Gobierno no descarta la idea propuesta por los líderes sociales, aunque se está intentando construir una metodología de diálogo y consenso para encontrar soluciones diferentes a las problemáticas.

Pero una vez más, le falla con la inasistencia del ministro del interior, Juan Fernando Cristo, que no concuerda con las declaraciones del secretario de la presidencia. Y así es muy difícil confiar en el compromiso del Estado.

La brecha de desigualdad en este municipio contrasta de manera abrupta con la riqueza hídrica y de recursos naturales con respecto a la carente infraestructura vial y de servicios, unido a la débil presencia de los organismos del Estado y de planeación territorial.

El actual escenario planea marcados tintes de ilusión y traspiés, si las partes no logran acordar un método  acorde con las necesidades de la población, seguirá siendo como un carbón con prospecto de diamante en medio de un clima sofocante y la alta presión  socio-económica.

Internacionalista y Politologa*

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s