Misiles y desacatos: Corea del Norte y sus ejercicios militares

A pesar de las serias sanciones económicas[1] que se le han impuesto a la República Popular Democrática de Corea (RPDC) por parte de la Organización de Naciones Unidas (ONU) específicamente del Consejo de Seguridad, esta ha continuado con sus ejercicios militares, ejemplo de ello es el lanzamiento de un misil de rango medio Hwasong-12 que realizó este lunes 28 de agosto del presente año alrededor de las 5:58 de la mañana (hora de Japón), teniendo un tiempo de vuelo de alrededor de 14 minutos en donde recorrió 2,700 km, volando a una altura de 550 km, el cual sobrevoló territorio japonés y cayó al norte de sus aguas rompiéndose en tres piezas, activando con ello alarmas y mensajes de aviso para los habitantes de la isla de Hokkaido[2].

*Por Axel Martínez Betanzos

263822-944-624

El líder norcoreano Kim Jong-un durante ejercicios militares. Fuente: EFE/KNA

Ante estas acciones diferentes países de la comunidad internacional han mostrado su descontento y preocupación, ya que se corre el riesgo que se desemboque en una serie de acciones militares contra la RPDC por parte de Estados Unidos (EU) y sus aliados en la región, Japón y Corea del Sur, quienes solicitaron una reunión urgente del Consejo de Seguridad para el martes 28 de agosto. Por su parte Corea del Sur como respuesta al lanzamiento del misil, realizó una serie de ejercicios militares simulando la destrucción del régimen de Kim, usando cuatro jets F-15K que usaron ocho bombas MK 84 en el campo de tiro Taebaek Pilsung [3].

Todo esto se da en medio de una “guerra” de declaraciones entre el líder Kim Jong-un y su homólogo Donald Trump, en dónde el líder norcoreano ha amenazado con bombardear la región de Guam (territorio no incorporado de EU) la cual cuenta con dos bases militares estadounidenses, mientras que Trump ha declarado en numerosas ocasiones que está dispuesto a destruir a Norcorea con “fuego y furia”[4]. Trump recibió una llamada del Primer Ministro de Japón Shinzo Abe, hablaron durante 40 minutos y ambos mandatarios coincidieron que se debe aumentar la presión sobre la RPDC y que es necesario que se influya a Rusia y China para que cambien su política hacía el gobierno de Kim Jong[5].

Las acciones de la RPDC, como la prueba de su misil balístico intercontinental, así como el más reciente lanzamiento han mostrado que su rango de ataque no solo ha aumentado en potencia, también en distancia, ya que ahora puede alcanzar objetivos militares estratégicos en el océano pacifico, cruzando la “red line” trazada por los estrategas de EU, poniendo en peligro objetivos estratégicos como las bases militares de Guam y otras que mantiene en la región de Asia-Pacífico.

La RPDC ha demostrado que no se inmuta ante las sanciones del Consejo de Seguridad, tan solo en este año el gobierno de Kim ha lanzado 18 misiles, en comparación a los 16 que lanzó su padre Kim Jong Il durante un periodo de 17 años[6], demostrando que buscará por medio de la disuasión militar mantener su soberanía, ante las pretensiones de destrucción y aislamiento por parte de EU así como de las sanciones impuestas para frenar su programa nuclear.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s