Miedo a la intromisión de Rusia en las elecciones mexicanas del 2018 ¿Rusofobia o realidad?

“La política es el arte de vender simultáneamente el gozo de la estabilidad y la paranoia ante el caos.” 
― Carlos Monsiváis

Por Axel Martínez Betanzos

El siglo XXI trajo consigo grandes cambios en la reestructuración del sistema internacional, nuevos polos de poder emergieron, como el caso de la Federación
Rusa, nación que tras la implosión de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) entraría en decadencia y crisis, pero que en menos de dos décadas logró re-posicionarse en el entorno geopolítico internacional como una de los actores contra-hegemónicos al Orden Internacional occidental, lo que le ha costado estar bajo una serie de presiones, desde sanciones económicas como embargos a las exportaciones[1] hasta bloqueos en el sector energético[2], que más que afectar a Rusia han golpeado en mayor medida a la misma Unión Europea[3].

imagen 1

La presencia de Rusia bajó el liderazgo de Vladimir Putin se ha hecho evidente en diversas regiones del mundo, desde Ucrania, pasando por Siria, y es tal su influencia que incluso se le ha acusado de haber intervenido a través de ciberataques en las pasados comicios presidenciales de Estados Unidos en dónde un grupo de hackers presuntamente cercanos al Kremlin[4] filtró información sobre Hillary Clinton la cual benefició a Donald Trump quien resultó ganador. A esta injerencia rusa a favor de Trump, también se agregó los constantes contactos entre miembros de su equipo de campaña con el Kremlin, incluso algunos han tenido que testificar ante el Congreso estadounidense [5], y otros han sido removidos de sus cargos, tal es el caso del encargado del Federal Bureau of Investigation (FBI), James Comey [6].

Desde 2015 existen varias investigaciones en curso sobre hackers rusos por intervenir en las elecciones de Francia, Alemania, Estados Unidos y Holanda [7], no solo esto, también se ha monitoreado la constante actividad de cuentas en redes sociales a favor de la independencia de Cataluña [8] así como en defensa del gobierno de Venezuela, temas que siempre son minimizados y atacados por las cadenas mediáticas Occidentales como BBC o CNN, lo que nos deja ver la existencia de una guerra de propagandas al mero estilo de la Guerra Fría.

Al parecer Rusia no ha olvidado la utilidad de interferir en la política interna de otras naciones, recordemos por ejemplo su gran maquinaria propagandística de los tiempos de la URSS, pero lo que lo hace esta vez más letal es el uso de las redes sociales, los llamados “trolls” y “bots”, quiénes son usados para generarán una polarización en la opinión electoral dentro de los diversos grupos de votantes, tal como en el caso de Estados Unidos, dónde temas como la regulación de armas y el racismo pusieron en contra a diversos grupos de la sociedad, dejando ver la crisis interna estadounidense, la cual como bien apunta el Dr. Alfredo Jalife-Rahme está en riesgo de eventos tales como una guerra civil [9].

Es en este contexto que el uso de las redes sociales toma un papel primordial en la creación e influencia de la opinión pública, la cual es decisiva para ganar una elección, esto se apoya en lo que el investigador español Javier Lesaca nos dice al respecto: “que líderes políticos e instituciones tradicionales han perdido peso a la hora de influir en la opinión pública, y su lugar ha sido ocupado por otros actores, mucho más difíciles de seguir y controlar, que no se circunscriben al ámbito político y mediático de un solo país.” [10].

En México las últimas dos elecciones presidenciales han estado bajo la sospecha tanto de fraude electoral [11], como de un uso indiscriminado de compra de votos [12], estrategias que conocen muy bien los miembros del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el cual hay que hacer notar no se ha quedado obsoleto, ya que en las elecciones del 2012 usaron un ejército de “peñabots” para incidir en la opinión pública[13], así como la compra de encuestas en dónde su candidato siempre se posicionaba en la cima de las tendencias. Aunado a estas estrategias el uso de los medios de comunicación, principalmente las televisoras afines al gobierno [14], incidieron de manera constante en el electorado.

El primero en poner el tema de la probable intervención no sólo rusa, si no de cualquier país extranjero en las elecciones fue el líder del partido MORENA, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quién hizo un llamado a estar pendientes ante cualquier intromisión [15]. Es a AMLO a quién se le ha acusado de, en caso de existir una intromisión rusa, a este le beneficiaria, acusación sin pruebas de algunos medios orgánicos a favor del régimen actual [16]. Esto nos deja ver que la estrategia de descrédito hacia Rusia que existe en el bloque occidental ha llegado a México y de paso se suma a las estrategias de desprestigió que siempre han sido usadas para contener a candidatos de oposición.

iamgen 2

Luis Videgaray (izquierda) y Serguéi Lavrov (derecha)

El tema ha escalado hasta las más altas cúpulas del gobierno de México y Rusia, durante su visita a Moscú del Canciller Luis Videgaray su homologo Serguéi Lavrov aseguró que su país no está llevando a cabo ninguna incursión con fines de interferir en las elecciones del 2018, a lo que califico de especulaciones sin ningún fundamento [17], denunció que las fuentes de esas desinformaciones están en Estados Unidos y que tienen como objetivo perjudicar las relaciones entre ambas naciones, en un momento en que se desarrollan de manera positiva [18].

Por su parte Videgaray reiteró que: “no tenemos ninguna evidencia que valide la hipótesis y por cierto, también le quiero decir que el gobierno mexicano no tiene ninguna intención de interferir en las elecciones rusas del año que entra”[19].
No hay evidencia suficiente que nos permita demostrar la interferencia de Rusia, lo que sí es un hecho es que los motivos para interferir son muchos, ya que las próximas elecciones presidenciales del 2018 en México representan una coyuntura para dar paso a dos procesos, por un lado se tiene la continuidad del régimen autoritario y represivo que ha implantado un modelo neoliberal que está alineado a los intereses del gobierno estadounidense, por el otro la elección de un gobierno democrático y popular que tendrá como primordial objetivo defender la soberanía nacional y lo prosperidad del pueblo, lo que pondría en riesgo la propia seguridad nacional estadounidense, siendo este un gran motivo para que Rusia o cualquier otra nación tuviera las intenciones de entrometerse en dichas elecciones, lo que vendría a ser un ataque desde su llamado “patio trasero” estadounidense”.

La responsabilidad que tienen (tenemos) los mexicanos es estar pendientes a un proceso electoral que es suyo y solo suyo, no sólo hay que cuidarse de la posible intromisión rusa, si no de la de Estados Unidos, la cual es real y ha influido históricamente en demasía por el camino que se ha impuesto a la sociedad mexicana, lo que ha generado altos costos de seguridad y de bienestar económico. No hay que olvidar que México no esta blindado del exterior, el mundo es cada vez más complejo y sus redes también lo son, las decisiones que se tomen dentro de una nación pueden afectar al mundo entero, México es una nación estratégica no solo por sus recursos, sino también por su cercanía a Estados Unidos, lo que nos inserta en diversas estrategias de contención al poder estadounidense, así como un pivote geopolítico.

El miedo y paranoia que Estados Unidos ha generado en los medios de (des)información mexicanos con motivo de la probable intromisión de Rusia en los próximos comicios, no es más que un reflejo de su presente decadencia hegemónica, perdiendo su control e influencia en sus zonas estratégicas como lo es México, ¿será acaso que la rusofobía de estrategas como H. Kissinger, Z. Brzezinski​ y S. Huntington se insertará en la opinión pública mexicana, de por sí ya dominada por los media anglosajones?, ¿será que buscarán desviar la atención sobre un próximo fraude electoral, teniendo a los rusos como chivos expiatorios?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s