Debate Norte-Sur y la deuda ecológica

“La economía humana está abierta a la entrada de energías y materiales siendo antientrópica en el sentido de que logra grados crecientes de complejidad y organización, pero no puede confundirse la verdadera producción con la destrucción o degradación”. 

–Frederick Soddy, Premio Nobel Química-

Por: Jair Hernández López

En el Tablero Mundial, la taxonomía Norte-Sur hace referencia a los países desarrollados y menos desarrollados, esta categorización remarca las desigualdades entre los grupos pero la bifurcación geopolítica va más allá de cuestiones geográficas, pues se basa en percepciones de poder, influencia y desarrollo, aunque existe gran coincidencia en la ubicación de los países respecto a la línea ecuatorial.

En primer lugar, entendamos el Debate como una masa ideológica, de posturas, percepciones y acciones enfocadas en discernir cuestiones económicas y como éstas impactan en la sociedad. El tema ambiental ha trascendido y permeado el Debate económico: desde el comercio desleal hasta la deuda monetaria y el desarrollo sostenible. De estas cuestiones surge el debate sobre deuda ecológica, es decir, ¿Quién contamina y explota más al medio ambiente? ¿Quién le debe a quien por esa acción? El Debate implica una distribución y desvaneciendo de responsabilidades, lejos de buscar una solución integral y sostenible.

img1

Fuente: Elaboración propia

El cuadro esboza las posturas sobre las responsabilidades por contaminación y explotación pero determinar quién contamina más es difícil de cuantificar debido a la complejidad de los datos. Sin embargo, ante este escenario sombrío se puede hacer una comparación de los diferentes índices mundiales para vislumbrar un panorama general.

Emisiones por país de CO2 (kt)

img2

Fuente: Banco Mundial, 2016.

China, Estados Unidos e India son los mayores emisores de CO2, el primero produce el doble con más de 10 mm kt, mientras que el segundo poco más de 5 mm kt. Los dos países asiáticos no forman parte de los desarrollados pero producen más contaminación que EE.UU, Alemania, Rusia y Japón. Algunos países del sur como México y Brasil han escalado asimismo en sus emisiones. No obstante, los datos no dicen si estas emisiones contemplan a las empresas del Norte en el Sur. Lo que si demuestra es una balanza de responsabilidades sobre el estrés ambiental.

Patrones de consumo sobre activos ecológicos por país

imagen 3 fuente. Global Footprint

Fuente: Global Footprint Network, 2017.

Según el estudio realizado por Global Ecological Footprint demuestra a varios países como deudores ecológicos. Este análisis establece que un déficit ecológico ocurre cuando la Huella Ecológica (HE) de una población excede la biocapacidad del área disponible para esa población. Un déficit ecológico significa que la nación está importando biocapacidad a través del comercio, liquidando activos ecológicos nacionales o emitiendo desechos de CO2. Existe una reserva ecológica cuando la biocapacidad de una región excede la HE de su población. La HE es la diferencia entre el grado de recursos con los que cuenta un Estado con los que éste consume o necesita, asimismo dentro de la brecha incorporan las externalidades negativas.

Déficit ecológico/Reserva: ¿quién es un País Acreedor o Deudor ecológico?

img4

Fuente: Global Ecological Footprint, 2015.

El término Deuda Ecológica se ha popularizado en el Debate Norte-Sur como una medida contra la deuda externa pero también como un mecanismo de protección en el comercio exterior desleal. La relación deuda externa-deuda ecológica comprende dos aspectos principales: el reclamo de la deuda ecológica a cuenta de la exportación mal pagada, puesto que los precios no incluyen diversos costes por servicios sociales y ambientales. Segundo la paradoja ecológica: depredación de la naturaleza a obligación de pagar la deuda externa y sus intereses, esto se relaciona con las políticas de ahorcamiento de los organismos financieros internacionales [1]. Lo anterior es un aspecto muy importante que resalta el Sur, sin embargo, esto es sólo una parte de un problema mayor, como ya vimos en los mapas anteriores, ambos bandos tienen un déficit ecológico.

El Índice Global de Desempeño Ambiental contempla 20 indicadores de desempeño en 9 categorías de políticas sostenibles. Estas categorías siguen el rendimiento y el progreso en dos amplios objetivos de la política, la salud del medio ambiente y la vitalidad de los ecosistemas ecológicos. Paradójicamente los países que más contaminan, son los que presentan mejores políticas públicas sostenibles, Europa y América Latina pueden considerarse como las regiones más amigables con el medio ambiente, ya que se encuentran en el centro de ambas variables.

Índice de Desempeño Medioambiental (EPI)

img5

Fuente:  NASA, Socioeconomic Data and Applications Center, SEDAC, (2016), Índice de desempeño medioambiental. Earth Observing System Data and Information System.

El desarrollo humano sostenible (DHS) ocurrirá cuando todos los humanos puedan tener vidas plenas sin degradar el planeta. En este sentido Global Footprint propone un método para calcular la correlación de dos indicadores: Índice de Desarrollo Humano (IDH) y la HE. El IDH nos dice que una medida superior a 0,7 considera alto desarrollo humano. Los datos de la HE nos dicen que, dada la población actual y el área de tierra disponible, una medida menor a 1.7 hectáreas globales por persona hace que las demandas de recursos de un país sean globalmente replicables. La combinación de estos dos indicadores brinda condiciones mínimas para el DHS. Haciendo una comparación, las regiones de Europa y Norteamérica están por encima del punto de convergencia y América Latina apenas lo rebasa. El cálculo por bloques no demuestra la realidad individual de los países pero podemos ver a EUA por encima de China, México y Colombia. Lo anterior demuestra la necesidad de mejores políticas públicas sostenibles por parte del Sur.

Índice dual IDH-HE de Desarrollo Humano Sostenible

Screen Shot 2017-11-24 at 4.25.28 PM

Fuente: Global Footprint con modificaciones propias.

Paralelamente, el Índice de Progreso Social (IPS) es un conjunto de indicadores sociales y ambientales que mide tres dimensiones del progreso social: Necesidades Humanas Básicas, Fundamentos del Bienestar y Oportunidades. El IPS incluye información de 50 indicadores ambientales y sociales, lo que demuestra la heterogeneidad al interior del Norte-Sur pero con un mejor escenario para el norte.

Índice de Progreso Social 2017

Screen Shot 2017-11-24 at 4.47.26 PM

Fuente: Social Progress Imperative

El Debate es difícil de demostrar, incluso absurdo hacer una categorización, ya que hay cuestiones que se deben regularizar en ambos grupos. Además, existe un segundo debate ambiental sobre la posibilidad de un crecimiento económico infinito vs finito. Dos grandes corrientes de pensamiento se han desarrollado: los catastrofistas o neo-maltusianos, quienes exponen la imposibilidad matemática de un crecimiento exponencial en un medio finito; y los Cornucopians u optimistas que exponen los beneficios de la evolución y el desarrollo tecnológico como catalizadores del crecimiento
prácticamente ilimitado [2]. Mientras existan posturas opuestas, cerradas al cambio, sin aceptar responsabilidades ni tomar precauciones, “lo único sostenible es la depredación ambiental”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s