Gujarat: Escenario de un posible jaque mate electoral

A tan solo un día de conocerse los resultados de las elecciones estatales para la asamblea legislativa de Gujarat (India), las previsiones que se hacen sobre quién se llevará más sillas, han ocasionado una avalancha de incertidumbres. Tales tensiones vienen ligadas a las expectativas que se tienen por todo el periplo que tanto Narendra Modi -primer ministro y miembro del BJP- como Rahul Gandhi han hecho en ese estado, con miras a edulcorar sus discursos y atraer a más electorado.

Por: Alexander Berrío

Elecciones legislativas en Gujarat

Gujarat uno de los 29 estados que conforman la India; ubicado al norte del país y limitando con Pakistán, ha venido siendo foco de atención política tanto para analistas como para los líderes de los dos partidos tradicionales indios (Indian National Congress -INC- y Bharatiya Janata Party -BJP-). En palabras simples, siendo que el próximo lunes 18 de diciembre se darán a conocer los resultados de todo el proceso electoral que tuvo lugar los días 9 al 14 del presente mes, y que definirán el número de asientos que tendrá cada partido en la asamblea legislativa, los discursos han tocado un abanico grande de problemáticas socioeconómicas, tales como el auge de extremismo hinduista, la amenaza de Pakistán hacia este estado fronterizo, así como del flagrante (des)crecimiento económico en Gujarat producto de políticas nacionales de Modi.

Entre otros aspectos, Gujarat es uno de los estados más industrializados y poblados de la India. No obstante, su mayor importancia para estas elecciones podría estribar en dos cosas: la dimensión electoral y su significado simbólico.

En lo que atañe al electorado, vale mencionar que actualmente el partido BJP cuenta con 120 sillas en la asamblea legislativa de las 182 totales, convirtiéndose así en el partido con más sillas en la asamblea durante casi 20 años. Por ende, no es sorpresa que el INC contando ahora con un nuevo presidente, Rahul Gandhi (hijo de la expresidenta del partido, Sonia Gandhi), tenga aspiraciones de arrasar con este statu quo y aumentar el número de 43 a por lo menos 60 asientos. Sin embargo, no es aquí donde todavía reside el interés real de los partidos. El interés de ellos está en el rol que juegan las asambleas legislativas estatales para elegir a los miembros del Rajya Sabha (o Consejo de los estados) la cual contando con 245 asientos, permite a la asamblea de Gujarat elegir a 11 de ellos.

En cuanto concierne al sentimiento que produce Gujarat para Modi y Gandhi, se tiene que, en primer lugar, este estado es la cuna del primer ministro, lo que le supone el reto de no dejarse vencer en donde creció. Para Rahul Gandhi, el sentimiento va más ligado a que, por una parte aquí nació su gurú (Mahatma Gandhi) y por otra, vencer aquí le agregaría mayor credibilidad y popularidad para futuras elecciones.

Continuando con la última idea, dada la atracción que supone este estado y la impresión que da como punto de calentamiento para las elecciones generales del 2019, el modus operandi de los partidos en estas campañas ha sido histórico. Por un lado, Gandhi, quien hasta este momento no asomaba su rostro por estos lados, ha sacado de sí un poco de carisma, visitado 21 templos hinduistas y tratado de llegar a los más jóvenes. Estas tácticas, como se observa, tienen el objetivo de derrumbar el mito de pro-islamismo y antihinduismo que el BJP ha extendido, y en esa misma dirección llegar a un electorado mucho más heterogéneo. Paralelamente a estas estratagemas políticos, Gandhi en su discurso de nombramiento como presidente del INC ha expresado que “El Congreso llevó a la India al siglo XX, mientras el primer ministro hoy nos ha llevado al pasado, al medievo, donde la gente es perseguida por quién es, golpeada por lo que cree y asesinada por lo que come” [1].

En respuesta a lo anterior, el primer ministro, Narendra Modi, no quedándose estático, ha lanzado discursos de rechazo a la forma de hacer campaña de Ghandi. Para él las visitas que realiza Rahul son actos de hipocresía y de ofensa a las tradiciones. Además, el hecho de mostrar apoyo a la minoría musulmana (9.1 % frente a un 89.1% de hinduistas del total de la población de Gujarat) podría, según este, incidir en una amenaza pakistaní.

Independientemente de quien ataque a quien con juicios ad hominem, no es una sorpresa que ambos discursos se nutren de cierto grado de populismo. Modi, por ejemplo, alienta a los votantes a sumárseles mediante el “terror común”, el “enemigo externo”: Pakistán y los musulmanes. Gandhi, mientras tanto, ha clamado a infinidades de dioses y exagerado en su sentimiento gujarati para atraer a devotos. De todos modos, en últimas los resultados de este lunes son los que revelarán cuál de estos dos “reyes” dejará al otro en jaque.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s