“Cinturón y Ruta”: el proyecto chino para la dominación geoeconómica de Eurasia

“Quien controle Europa Central
dominará el heartland; quien
gobierne el heartland dominará la
isla mundial; quien gobierne la isla
mundial dominará el mundo.”
-Halford Mackinder-

Por: Axel Martínez Betanzos

Eurasia es una zona geográfica compuesta por dos continentes, por un lado Europa y por el otro Asia generando lo que se ha denominado “supercontinente”. Este abarca alrededor de 55 109 751 Km 2 , está compuesto por alrededor de 91 países reconocidos y cuenta con una población de alrededor de 4 879 000 000 millones de habitantes. La región siempre ha destacado en importancia geopolítica resaltada por grandes autores como H. Mackinder, N. Spykman, Z. Brenzinski quienes han denotando a esta región como el “corazón continental” o Heartland del tablero mundial, esto debido a su vasto territorio, población y recursos, así como la posición estratégica que permite el dominio sobre de las demás regiones del orbe.

imagen 1

Modelo geopolítico de la Isla Mundial propuesto por Mackinder.

China no es ajena al conocimiento de la importancia estratégica del control sobre la región, la cual muy pocos pueblos o civilizaciones han podido dominar a lo largo de la historia por la vía militar, es por ello que ha optado por una maniobra diferente, sus imperativos estratégicos se han traducido en una táctica de integración geoeconómica, entendida esta última según la definió Edward N. Luttwak como “la lógica de los conflictos materializada en la gramática del comercio”(p. 13)[1]. Esto se ha plasmado en los proyectos “Cinturón y Ruta” (“Belt and Road”, en inglés) o mejor conocido como la Nueva Ruta de la Seda.

Este proyecto se da en el contexto de un insistente proteccionismo comercial catalizado por el proceso de desglobalización el cual ha dado paso a la regionalización del mundo y el surgimiento de economías mixtas [2] que ha acentuado la tendencia hacia una dinámica de multipolaridad, en donde China busca hacerse de una zona de influencia ante la retirada de Estados Unidos la cual se acentúa por su pérdida de hegemonía en la región de Asia, espacio que buscan llenar tanto China como Rusia.

Es en 2013 que el presidente de China Xi Jinping anuncia la creación de una “Nueva Ruta de la Seda” estableciendo un fondo para dicho proyecto de alrededor de 40 millones de dólares y al que se sumarian alrededor de 68 países [3], con ello China busca reactivar la milenaria ruta que desde el siglo I a.C [4] conectaba la capital Xi´an con el mundo Árabe y donde circulaban una gran cantidad de productos, especialmente la seda, esta ruta atravesaba y conectaba a una gran cantidad de pueblos y culturas desde Asia, pasando por Medio Oriente y llegando hasta Europa. El objetivo de China es retomar la bandera del libre comercio ante el proteccionismo, ya que es esta estrategia lo que le permitió a China convertirse en la potencia económica que es hoy.

La Nueva Ruta de la Seda buscará generar una serie de redes complejas, bajo el nombre de “Cinturón Económico” China generará redes de transporte terrestre, desde carreteras, vías ferroviarias hasta gasoductos que interconecten diversas regiones de Asia, Medio Oriente, Europa y África, mientras que con el proyecto “Ruta de la Seda marítima” buscara generar un alto comercio marítimo con los principales socios de la región. Con este mega proyecto China busca reducir tiempos y costos de traslado de mercancías, energéticos así como de personas, ya que a pesar de contar con salida al mar, las tensiones geopolíticas de la región ponen en peligro sus exportaciones, por ello ha optado por priorizar la ruta terrestre, así mismo esta nueva súper zona económica permitirá que varias regiones de China alcancen un mayor dinamismo económico y se inserten en el proceso de comercialización, con ello pretende seguir catalizando su productividad comercial en pro del mantenimiento del status quo interno, ya que si su comercio llegará a estancarse esto tendría repercusiones de orden social interno.

imagen 2

Iniciativa “Cinturón y Ruta”.

Ante el actual aislacionismo comercial de la decadente potencia estadounidense, China busca hacerse con el liderazgo del comercio mundial, y para ello debe de hacerse con el control de su zona limítrofe que es Asia y extenderse hacia Euroasia, para ello China hará uso de su soft power, el cual se basa en su gran poder económico, inyectando inversiones en diversas regiones de la Nueva Ruta de la Seda, bajo el discurso win-win.

Este mega proyecto busca concluirse en 2049 y con ello generar una mega zona comercial que representa el 60% del PIB mundial, la cual cuenta con más del 75% de la población mundial, así como el 75% de las reservas de combustibles fósiles a nivel mundial y por ultimo esta tendrá el 40% del comercio mundial [5]. No cabe duda que el gran proyecto de la Nueva Ruta de la Seda o también denominado “Cinturón y Ruta” es la estrategia para la dominación geoeconómica de Eurasia, y un paso más en la búsqueda de China para la configuración de un Nuevo Orden Mundial Multipolar, en un sistema internacional cada vez más complejo el cual ha dejado ver que el poder ha pasado de Occidente a Oriente.

Un pensamiento en ““Cinturón y Ruta”: el proyecto chino para la dominación geoeconómica de Eurasia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s